Diagnóstico

Después de la descripción de los síntomas a su médico, el cual analizará si la ERGE está presente, es posible que le pida algunos exámenes, que podrán determinar el grado de la enfermedad y cuáles son las mejores opciones de tratamiento.

Los más comunes son la endoscopia digestiva alta, la manometría esofágica convencional o de alta resolución, la pHmetría esofágica y la radiografía de esófago con bario. Pero el especialista puede solicitar también otras formas de diagnóstico, como pruebas respiratorias, centellografía gástrica o resonancia magnética.

La ERGE afecta 30% de la población mundial 

 
 

Suas causas podem ser orgânicas, decorrentes de uma hérnia de hiato, por exemplo, ou ainda relacionadas a outros fatores, como a ingestão de bebidas alcoólicas, o fumo, a gravidez ou o sobrepeso. Certas comidas também podem estar associadas com eventos de refluxo, como: frutas cítricas, chocolate, bebidas com cafeína, frituras e comidas gordurosas, algo e cebola, essências de menta, alimentos apimentados e comidas baseadas em tomate, como molho para massas e pizza.

 

        Enfermedad del Reflujo

¿Qué es?

Presente en más del 30% de la población mundial, la enfermedad del reflujo gastroesofágico - ERGE se descubre generalmente cuando el paciente empieza a sentir acidez estomacal a menudo. Si el síntoma ocurre menos de una vez por semana, un simple cambio en la dieta puede ayudar, pero si usted siente ardor de forma más frecuente, es posible que su calidad de vida esté comprometida y que la enfermedad ya esté presente.

Síntomas

Los principales síntomas de la ERGE son:

-  Acidez estomacal;
-  Náuseas;
-  Regurgitación o reflujo de bilis y otros

   líquidos;
-  Dolor torácico, muchas veces intenso;
-  Estrechamiento del esófago, dificultando el    

   pasaje de los alimentos;

Causas

La enfermedad ocurre cuando el esfínter esofágico inferior, presente en la región entre el esófago y el estómago, no funciona de manera apropiada, haciendo que el contenido estomacal, sea líquido o sólido, vuelva al esófago, ocasionando una serie de síntomas.

 


Sus causas pueden ser orgánicas, derivadas de una hernia de hiato, por ejemplo, o relacionadas con otros factores, como la ingestión de bebidas alcohólicas, el cigarro, el embarazo o el sobrepeso. Algunas comidas también pueden causar reflujo, como: frutas cítricas, chocolate, bebidas con cafeína, frituras y comidas grasosas, ajo y cebolla, esencias de menta, alimentos picantes y comidas basadas en tomate, como salsa para pasta y pizza.
 

El reflujo del ácido gástrico suele producir quemaduras en la parte interna del esófago y, si no hay tratamiento adecuado, las paredes pueden quedar tan heridas que hay un aumento de  posibilidades de tener complicaciones como úlceras, lesiones en la laringe, asma e incluso un precursor de cáncer, denominado esófago de Barrett.

Reflujo después de la Cirugía Bariátrica

A pesar de ser una cirugía que se está tornando cada vez más popular y recomendada, la gastrectomía vertical laparoscópica, o cirugía bariátrica, puede resultar en nuevos síntomas de reflujo o empeorar aquellos que ya existían. En este caso, es necesario buscar un médico para evaluar y discutir opciones de tratamiento.

Opciones de Tratamiento

A partir de algunos cambios en el estilo de vida es posible que los síntomas del reflujo disminuyan. Entre ellas están la elevación de la cabecera de la cama para por lo menos 15cm; Disminuir la ingesta de alimentos ácidos que aumentan la sensación de quemazón, como frutas cítricas, extracto de tomate, comidas condimentadas o picantes, café, alimentos grasosos, leche integral y refrescos; Fraccionar las comidas; No comer antes de dormir; No fumar o disminuir el tabaco; Evitar las bebidas alcohólicas y reducir el peso pueden ayudar.

Dos grupos de medicamentos son recetados por los médicos para la mejora de los síntomas y facilitar la regeneración de los tejidos inflamados. Son: inhibidores de la bomba de protones, los cuales operan para reducir la cantidad de ácido producido en el estómago; Y antagonistas del recepector H2, los cuales actúan aumentando el PH, consecuentemente disminuyendo las secreciones ácidas.

Terapia TIF

EsophyX

EsophyX es un dispositivo médico innovador para el tratamiento de la enfermedad crónica por reflujo gastroesofágico (ERGE). El enfoque, llamado funduplicatura transoral sin incisión (TIF) tiene el potencial de tratar a pacientes que no se benefician de la medicación diaria conocida como inhibidores de la bomba de protones (IBP). El procedimiento TIF recrea la barrera antirreflujo entre el esófago y el estómago y se realiza por vía transoral (endoscopia terapéutica tradicional).

Cirurgía de Fondoplicatura

Realizada  la mayoría de las veces por laparoscopia, la cirugía de fondoplicatura es indicada cuando la ERGE es grave, en general asociado a la presencia de hernia de hiato. En ese caso, se hace necesario reconstruir la anatomía del estómago y del esófago para controlar la enfermedad. Además de la corrección de la hernia, en la cirugía la parte superior del estómago se dobla y se fija alrededor del esófago con el objetivo de reforzar la barrera entre ellos, creando una nueva válvula antireflujo de 360 grados de circunferencia.

 

Cambios en el

estilo de vida

Medicación

Hable con Nosotros

¿Quiere saber más sobre la enfermedad del Reflujo Gastroesofágico (ERGE) y sus posibles tratamientos?


¡Llene el formulario, en breve le responderemos! O consulte a un especialista en su ciudad.